W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Crítica a Logan

Crítica a Logan

Mar 20, 2017

Logan es la última película protagonizada por Hugh Jackman, quien estuvo interpretando por 17 años el súper héroe de la saga de comics X-Men conocido como Wolverine. La franquicia decidió terminar esta franquicia junto el actor australiano de la mejor manera posible, con excelentes resultados.

Fragilidad e inestabilidad, no parecen ser los calificativos para describir al héroe de traje amarillo y garras de adamantium. Pero en los primeros encuadres nos encontramos con un Logan alicaído, vicioso, entregado a sus fantasmas y dolores.  Pareciera que en los primeros minutos no nos enfrentamos a una película de la franquicia de X-Men.

Y Logan no solo debe enfrentar sus fantasmas, la película representa un 2029 sin otros mutantes, con un Profesor X delirante y peligroso para la humanidad, y mercenarios que buscan a nuestro deteriorado protagonista.

James Mangold, el director de este film, apunta a la mirada lacónica y violenta de los western. El antihéroe, el vicioso que para salvarse salva a los otros; pese al uso de las herramientas que los atormentan, reemplazando las balas y látigos por garras y drogas de laboratorio.

Aparte, el elenco logró llevar la película al siguiente nivel, en el que se encontraba la saga con insulsos trabajos. Comenzando por el reparto, Dafne Keen fue un increíble acierto por su interpretación y ductilidad para el gran desafío que tuvo que enfrentar en esta película; Patrick Stewart desde su vasta experiencia logró canalizar los fantasmas que rodean al protagonista, para terminar siendo utilizado como un soberbio catalizador; Boyd Holdbrook demostró madurez en un rol que pudo decantar en el arquetipo del villano.

Y los esfuerzos de Jackman por bajar el telón de una forma digna son encomiables, de alguna forma se siente como una catarsis de sus últimos trabajos que no fueron del todo convincente. En esta película la violencia no es burda, los diálogos tampoco; inclusive pudieron llegar un poco más lejos, dejando mucho entre las conversaciones del Profesor X y el viejo Logan.

Esta película le hace completa justicia a una saga infantilizada, tomando lo mejor de las viñetas para demostrar tal y como es el héroe de Marvel. Uno queda con la sensación que toda la franquicia pudo haber sido de esta forma, de grandes cargas psicológicas y violencia bien justificada; pero hay que dar crédito a Nolan que gracias a él existe un antes y después en la materialización del mundo del comics en el séptimo arte.